Un funeral es un evento formal donde los seres queridos y amigos se despiden de alguien que falleció. Un funeral, a diferencia de otras ceremonias, generalmente involucra un entierro real.

Cuando experimentamos la muerte de un ser querido, naturalmente experimentamos un momento muy emocional y difícil. Los funerales sirven para ayudarnos a enfrentar la muerte de un ser querido al reconocer el fallecimiento en una ceremonia formal. Un funeral también es una celebración de la vida de la persona que todos conocieron.

Un funeral puede llevarse a cabo en la casa familiar, en una funeraria o en un lugar de culto, como una iglesia. El funeral en sí generalmente tiene lugar entre un día o dos o una semana más o menos después de que alguien falleció. El tiempo dependerá en parte de las preferencias familiares, como el tiempo que lleva reunir a familiares remotos para el funeral.

Asistir a un funeral es una buena oportunidad para considerar lo que desearía para su propia conmemoración. Incluso puede planificarlo ahora, con décadas de anticipación, para que sus seres queridos no tengan que preocuparse más tarde. Obtenga más información sobre la planificación anticipada del funeral llamando a Funeraria La Luz del Cielo.